Prevención de caídas: cambios en su vivienda

¿Su vivienda está llena de peligros que podrían ocasionar que se caiga? Si hace algunos cambios, podría estar más seguro. Hasta podrían salvarle la vida. Examine cuidadosamente las áreas de su casa. Cambie lo que pueda usted mismo. Contrate a alguien o pida a sus amigos o familiares que lo ayuden con las tareas más arduas.

Cuarto de baño con elementos de seguridad.
Asegúrese de instalar una alfombra antideslizante dentro de su ducha o tina. Siempre deje una luz nocturna encendida.
Cuarto con elementos de seguridad.
Mantenga una trayectoria despejada entre su cama y el baño. Traslade los artículos de los estantes más altos a los más bajos.

Elimine los peligros

  • Quite todo lo que pudiera hacerlo tropezar, como las alfombras pequeñas, las cajas, las pilas de papel o los cables.

  • Si no quiere quitar los tapetes ni las alfombras, fíjelos con clavos.

  • No guarde cosas sobre las escaleras.

  • Mantenga despejados los pasillos.

  • Limpie los derrames de líquido inmediatamente.

  • Cambie las mesas de vidrio por mesas de madera. Son menos peligrosas si usted se cae.

Instale elementos de seguridad

  • Coloque pasamanos a ambos lados de las escaleras.

  • Compre un asiento elevado para el inodoro.

  • Instale asideros cerca del inodoro y en la ducha.

  • Obtenga agarradores que lo ayuden a alcanzar artículos y evitar treparse.

Mejore la iluminación

  • Instale lamparillas nocturnas en los pasillos, dormitorios y baños. 

  • Ponga interruptores de la luz al final y al principio de las escaleras.

  • Asegúrese de que cada habitación y tramo de escaleras estén bien iluminados.

  • Use persianas o cortinas para disminuir el resplandor de las ventanas.

  • Ponga linternas en cada habitación. Cambie las bombillas quemadas.

  • Ponga interruptores iluminados en las entradas de las habitaciones.

Tome otras precauciones

  • Use cera antideslizante para los pisos.

  • Compre una alfombrita antideslizante y un dispensador de jabón líquido para la ducha.

  • Fije las alfombras con tachuelas o use bases antideslizantes.

  • Coloque los artículos que usa a menudo al alcance de la mano.

  • Agregue pintura o cinta adhesiva de colores vistosos al borde anterior y superior de los escalones.

  • Reserve las tareas más arduas, tales como mover muebles u otros objetos pesados, para sus familiares y amigos.

  • Contrate a un profesional para instalar las agarraderas. Pueden ser peligrosas si están mal instaladas.

Arregle primero las habitaciones que presenten más riesgos

No trate de encargarse de toda la casa al mismo tiempo. Concéntrese en modificar una habitación a la vez. El baño es un lugar en el que suelen ocurrir caídas, por lo que tal vez le convenga comenzar por ese cuarto. O bien, empiece en una habitación en la que pase mucho tiempo, como por ejemplo su dormitorio. Haga solo algunos cambios a la vez. Así tendrá tiempo de adaptarse a ellos.

Seguridad en el exterior

Tal vez se pueda encargar estos cambios usted mismo, o quizás tenga que consultar con el administrador de su edificio o con su asociación de propietarios.

  • Mande a reparar las tablas sueltas en los porches o los peldaños dañados.

  • Mande a reparar los bordes ásperos, los huecos y las grietas grandes en las aceras y las entradas para carros.

  • Elimine los riesgos que podrían causarle tropiezos, como las mangueras o enredaderas.

  • Use bombillas de alta potencia (de 100 vatios o más brillantes) cerca de las escaleras y puertas exteriores.

  • Instale pasamanos en las escaleras exteriores. Haga que se extiendan más allá del primer escalón.

  • Durante la temporada invernal, consiga ayuda para retirar el hielo o la nieve que se han acumulado.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.